LUIS TEJADA (Q.E.P.D.)
viernes, 20 de mayo de 2011

 

 

"Autorretrato" por Luis Tejada (Q.E.P.D.)

Es muy triste saber que el amigo Tejada ya no seguirá junto a nosotros, estaba muy enfermo y hoy ha dejado de existir.
El nació en Cosmito (VIII Región), y desde muy niño se dedicó a la pintura. Estudió acá en Santiago en una escuela especial para jóvenes talentos, de allí nacieron muchos artistas de la plástica nacional.
Le conocí en mi período universitario y después nos fuimos transformando en grandes amigos. Vi crecer a sus hijos y él vió crecer a los míos, nos rodean a diario sus obras repartidas por nuestra casa. Aquí están sus retratos, su serie "Lonquén", sus paisajes y sus bodegones.
Amigo Tejada, por favor descanse en paz.

León

--------

"HOY A LAS 8 DE LA MAÑANA MURIO EN MI CASA MI PADRE, LUIS EMILIO TEJADA AMIGO, GRAN ARTISTA NACIONAL, GRAN PADRE, GRAN HOMBRE... ME LLAMO A ESA HORA PARA ABRAZARME Y DESPLOMARSE EN MIS BRAZOS, HA SIDO EL MOMENTO MAS TRISTE DE MI VIDA, MAS FUERTE, MAS FRIO, HOY 2 DE JULIO NOS DEJASTES QUERIDO AMIGO... HOY TE QUEDAS POR SIEMPRE EN MI MIRADA HERMOSO PADRE... TE AMO... Y TE AMAMOS..!"

Francisco Tejada Leiva (hijo)

-------

Luis Tejada Amigo, pintor. Nació en 1940 en la localidad de Cosmito, Concepción, Chile.

Se destacó desde niño como dibujante. Aunque su posible destino era convertirse en un minero del carbón, un encuentro fortuito en su adolescencia con la artista Ana Cortés, lo llevó a concretar su vocación por el arte. La Pintora le consiguió un cupo en la Escuela Experimental de Educación Artística en Santiago, donde tuvo por maestros a Laureano Guevara, Luis Lobo Parga y Fernando Marcos.

Ganó una beca para proseguir con sus estudios en la Escuela de Bellas Artes, los que luego abandonó para dedicarse por completo a la producción pictórica. Su interés por aprender y experimentar lo llevó a una larga estancia en Europa, principalmente en Alemania y Suecia.
    
Su pintura se caracteriza por la fuerza y protagonismo del color, que recuerda las obras de los expresionistas alemanes de principio del siglo XX. El repertorio de sus obras es principalmente paisajístico, y de retratos, los cuales muestran personajes inquietantes con ojos huecos y almendrados inspirados por la obra de Modigliani. Rostros de mujeres dejan ver una experimentación del trazo gestual que combina con su dominio del color. En sus paisajes presenta un constante juego de perspectivas. Los amarillos, rojos, azules y verdes se combinan sin dramatismo en bodegones, casas, vistas de Lota, paisajes marinos, rurales y urbanos expuestos con gran sencillez.

---------

ÉRASE UNA VEZ UN CUADRO.

Homenaje póstumo a Luis Emilio Tejada Amigo.
08 de Julio del 2011.
Jorge Fernando Varela Brito.
El Flaco Varela y ex – alumno de la Escuela
Experimental de Educación Artística.

Sobre las antidiluvianas baldosas de gris verdoso del reducidísimo patio de la EEEA, el grupo de siempre jugábamos la habitual “pichanga de fútbol”, sin querer, convencidos de ser los creadores del actual futbolito, porque lo practicábamos en ese pequeño espacio, que anualmente, para el Aniversario de la Escuela, se llevaba a cabo el Gran Partido entre el Norte versus el Sur, que, durante nueve años, los nortinos mantuvimos la supremacía.
Corríamos tras la infaltable pelotita de tenis, que rara vez era reemplazada por una de trapo, salvo cuando, para una Pascua, recibimos una de goma casi del tamaño de una de fútbol Nº 3, pero que duró apenas un par de pichangas porque la requisaron por orden superior de la Dirección,… la razón era: Que los que estudiaban violín o piano, podían malograr sus dedos y terminar con anticipo su carrera sin llegar a ser “Conchertinos”, sino que simples y modestos profesores de música.
En medio de estas tantas jugarretas futboleras, aparece, desde el pasillo que unía el patio con el ostentoso hall con piso de parquet y un enorme techo de vidriera, una figura de un chico flacuchento, moreno, de pelo liso, nariz ligeramente aguileña, cejas horizontales y pobladas que protegían un par de ojos oscuros y escrutadores que nos quedaron mirando con cierta fijeza; tenía una cierta vivaracha expresión… No sé por qué paramos nuestra lúdica actividad y nos acercamos donde el recién llegado para conocerlo…
- ¡Hola! ¿Cómo te llamái?
- Luis Tejada Amigo. Contestó lacónicamente.
- ¿De dónde vení?
- De Lota.
- ¿Le pegái a la pelota?
- No. Vengo a Dibujo y Pintura.
- ¡Ah! Dijimos algunos.
Luego de este interrogatorio, el “Lucho Tejá”, como lo apodamos, pasó a formar parte de nuestro lote, aunque éramos los mayores.

Hace 60 años, tras una notoria campaña, el reintegro de Rapa Nui al continente, se hizo efectivo. La Isla dejó de ser el leprosario, en que los gobiernos y sus ministerios de salud de entonces la habían convertido.

Fue en esa ocasión, cuando, del mismo modo que hizo su aparición Lucho Tejá, llegó a la EEEA, un chico pascuense o rapanuinense, de apellido Pakarati, que tenía casi la misma edad de Tejada. Hubo un gran revuelo en la escuela por este personaje de tan lejana y legendaria isla… Pakarati y Lucho, Lucho y Pakarati, se convirtieron en grandes e inseparables amigos. No sé si con el tiempo esta amistad fue tal como la vimos nacer… Me viene a la mente, el cuarto aniversario de la escuela y rogamos a Pakarati que bailara un mambo – baile moda – y quedamos fascinados por su elegancia y coordinación de movimientos cuyo ritmo se notaba que fluía de su sangre.


Estábamos finalizando el año escolar de 1955 y era de suma importancia realizar el montaje de una exposición de todo el material producido en Artes Plásticas. Esta vez, como los polluelos, salimos con nuestras “obras” bajo el brazo para ser expuestas en unas salas del primer piso, facilitadas por el Ministerio de Educación Pública.
El día de la inauguración, sentado a un costado opuesto de nuestra exposición estaba el poeta, Diego Dublé Urrutia, que vivía a dos cuadras de la escuela y media del Ministerio. Ya nos conocía como alumnos de aquella casona de la calle Huérfanos 1540.
Los que exponíamos, nos sentíamos con una sensación de orgullo, porque éramos los “Grandes” del Dibujo y la Pintura de la Experimental Artística.
En medio de nuestros trabajos, Lucho Tejada, tenía un cuadro de una embarcación, surcando una marea típica sureña, pintado con colores gris azulado.
Una pareja de turistas norteamericanos, pasaron a visitar la exposición y el varón comentó. “No hay nada nuevo”.
De pronto se detuvieron frente al cuadro del Lucho y entre ellos se escuchó decir: “Este me gusta. ¿Qué te parece?”. “También me gusta”. Respondió la acompañante. Luego de conocer al autor y felicitarlo preguntaron por el costo del cuadro y que era necesario saber de inmediato si se lo llevaban o no, porque a la mañana siguiente estaban de regreso a su país… Entre la conversación con el Director don Héctor Banderas Cañas y los turistas, se retiró el cuadro de Luis Tejada y fue la primera obra que se vendió con rumbo al exterior, pronosticando el agitado futuro de un artista que enalteció la plástica chilena.

Luis EmilioTejada Amigo, nació en Cosmito, lugar cercano a Lota, un 09 de Mayo de 1940. Falleció el 03 de Julio del 2011, casi a dos meses de haber cumplido 71 años… Después de un larguísimo tiempo, sin saber el uno del otro, quedamos con una tremenda deuda:
Darnos un gran abrazo, antes de irnos.

----------

 

El pintor nacional LUIS TEJADA (nacido en Cosmito - Concepción), se encuentra muy aquejado de salud en el Hospital Clínico de la Universidad Católica de Chile. Su obra es muy conocida en toda Sudamérica y gran parte de Europa.
Le visitamos con el Mono González y de alguna manera alegramos su mañana. Ellos fueron alumnos destacados de las escuelas especiales para artistas jóvenes creadas por los gobiernos de la época (década de los 60). Lógicamente gratuítas.
En un momento Tejada sacó de su velador un cuaderno, pidió un lápiz e hizo el presente dibujo para todos quienes visitan nuestros sitios. Osea, para todos Uds: "El mismo amor por lo nuestro... la amada pintura."

Mucha fuerza amigo Tejada!!!

 

Modificado el ( jueves, 14 de julio de 2011 )